TORMENTO...




Mi querido lector, dos puntos...Y medio, que hoy estoy generosa en extremo:

.

No me salen las cuentas. Ni los cuentos.

Mi incapacidad numérica se está llevando por delante

mi, ya escasa, capacidad verbal.

Dicen que todo es un toma y daca...¿O era daga?.

Tomar y dar a cambio.

Pero ¿Qué ocurre cuando quién recibe se queda todo para si ?

¿Cuando nunca es suficiente?.

Cuando se vuelve insaciable, insaciante…

!Un agujero negro, vaya!..

Ayer mismo oí hablar de ese agujero negro,

de esa puerta (quizá) al infierno,

a lo desconocido que traga todo desde el centro de la galaxia...

De nuestra galaxia, que no de nuestro universo conocido.

Ese agujero que ha hecho saltar por los aires

todas las teorías cósmicas, místicas y físicas

desde el comienzo de los tiempos,

hasta estos tiempos donde todo termina

como si nunca hubieran existidos todos aquellos momentos...

O eso contaron…que en realidad,

el universo siempre fue lo que es...

que somos nosotros los humanos los que nunca

nada entendimos...



Y le imaginé en su borde, allí sentado,

del agujero, digo

de la bahía que ese mar negro...

Con los pies colgando entre la negrura de su alma

y el blanco de las estrellas que de puntillas

gritaban su nombre al viento. 

Allí, haciendo equilibrios y no decidiendo aún

si dejarse engullir por su sauces,

o dar un paso atrás y volver su mirada

hacia la luz y el regazo de las estrellas...

Ninguna fuerza de la gravedad...o la levedad...

parece suficientemente fuerte como para atraerle de nuevo hacia la vida...

hacia la realidad que nos circunda cada día

bajo este sol que se resiste a nublarse por tormenta alguna.

No parece que haya sido parido el invierno

con la suficiente fuerza para ello..

Que pa tormentas, las suyas...

Que pa mí, su tormento...
.


Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen Galatea Santos® / Luna llena sobre Sierra Madrona

!QUÉ MAS DA!...



¿De qué trata todo ello…?
De dejar sucinto
en las líneas de la carretera
las señales que nos salvan
de sentirnos en el infierno…?
De mentirnos a nosotros mismos
en todo lo injusto e indiviso…?
De envolver a la memoria
el mas estúpido de los velos?
De clamar venganza con una mano
y con la otra dar de beber al sediento..?
A veces…a veces siempre…
cuándo miro y no veo
cuando veo lo que no quiero,
cuando quiero lo que no acierto
hago girar la veleta de los vientos
y sólo sigo su señal…
Diga lo que diga la razón
desde su encierro amurallado…
!!Qué más da si gano o pierdo!!
 Una vez más no alterará las cuentas,
ni el resultado de los balances
acostumbrados al riesgo enajenado…
En peores guerras nos vimos…
Y de ellas salimos vivos…
Algo más heridos, algo más viejos…
Y aunque con la piel a jirones
seguimos conservando las entrañas.
Y esas no mienten.
Ni dejan que nos engañemos.
.

Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen Galatea Santos® / Toledo (8/12/2015)

MORIR...


De morir por desgana,
muy mucho te guardarás
que sí yo sobreviví a tanta batalla,
ahora te toca a ti dar la cara,
que no admito la escapada,
que pretendes hacer,
como sí no pasara nada...
Y no me hagas hablar,
con mi amiga la Parca…
Ya sabes que de vez en cuando,
con ella mantengo
alguna más que animada charla...
.
Porque si tú te mueres…
aunque sea a fuego lento,
aunque sea de desgana…
¿A quién abriré mis resquicios?
¿A quién entregaré mis desquicios?
¿A quién dejaré los indicios
de todo lo que de mi alma mana?
.
Y sí al final lo decides,
si atiendes a su llamada,
no tendré compasión,
no llevaré a tu tumba
ni siquiera hojarasca…
Me quedaré escribiendo
con las luces apagadas,
una elegía a tu marcha,
en la que, como en otra
que ya conocemos, diga…
“!Lástima que no habláramos entonces!,
¡Lástima que no dijéramos nada!…
Compañero del alma…
compañero de desgana,…
…Lástima que te creyera,
cuando decías que todo aguantabas,
que todo embeberías,
como sí no pasara nada…
Qué no sé cómo se me ocurrió
creer tu bravuconada…,
Que como en otras ocasiones,
yo conozco mejor que tú mismo
el material del que estás hecho.
El material del que está hecha
tu alma.
.


Elizabetta Puig® (2011)/ Derechos Reservados
Imagen Galatea Santos® / Santuario Virgen de la Sierra- CABRA (2012)


VIVA LA VIDA....

video

Montaje: Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagenes: Galatea Santos®

ME VOY...


Me voy a esa parte donde los sueños
compran billetes de avión porque les sale a precio…
Y aún así tu sabes que es un viaje incompleto.
No rondaré más a la suerte,
no pediré tu número como primer premio.
Resolveré seguir camino.
Contigo, sin ti, conmigo, con un “nosotros” sin dueño.
¿Y que habrá?...Habrá luces de ciudad,
cantos de alegría y asfalto húmedo.
Habrá palacios vacíos,
gritos en las avenidas y obras maestras,
si me empeño.
Habrá amaneceres nuevos y viejas Lunas
en aquella esquina que no pisaremos…
Habrá atardeceres sin tormentas ni tormentos.
Habrá un “te quiero” que no tengo
y un “yo quise y no supe hacerlo”…
Habrá “Entonces ¿Qué hicimos?
¿Dónde están?¿Dónde se perdieron?”
Habrá un “¿Pero existieron?”…
Si, claro yo los vi…Habrá un “no te creo”…
Habrá “tu nunca me crees…
¿Será que  nunca juro ni  prometo?”…
Habrá “no prometas nada que luego nos alcanza el viento…
y vuela que vuela,
todo se lo lleva bajo su manto de hechicero..
Habrá hojas caídas de otoño.
Siempre falta alguna por más que cuento y recuento.
Habrá sólo esperanza…
un último hilo en mis ojos…
O enredado en mis cabellos.
No podré anudarla a mis entrañas,
no me caben mas nudos en el estómago…
Ni en el pecho.
Habrá más y más…
A veces te lo cuento… ¿No me oyes?...
Será que no estás atento…
Otras como siempre,
guardo mis cañones bajo llave
y me entrego a la tormenta en silencio.
Y ahora toca respirar de nuevo…
.
Me voy. Grita mi nombre el mensajero del infierno…
.
Elizabetta Puig® (19/12/2914)/ Derechos Reservados
Imagen Galatea Santos® / Metro-Madrid (2012)

LO CONFIESO...

Lo confieso, en ocasiones te olvido.
Desoyendo tus ruegos de última hora
mantengo a mi memoria en el ahora
dando cero opciones a lo vivido...
.
Luego, de pronto, sin ser confundido
con otro momento que todo ignora,
vuelve lo que aún de  lejos me enamora
sin recabar en todo lo aprendido...
.
Mi ignorancia gobierna con tal fuerza
a la voluntad hecha prisionera
que cuadran perfectamente las cuentas...
.
Yo sumo a la fe que tanto se esfuerza
más tesón de lo que a veces debiera,
teniendo en cuenta cuán poco lo intentas...
.
Elizabetta Puig ® /Derechos Reservados
Imagen : Galatea Santos® / Cerca del puente de Alarcos (Ciudad Real)

ESA NOCHE...



Esa noche maldita de sangre derramada,
sobre las aceras de llanto y muerte vestidas,
marcará para siempre el aura de nuestras vidas
tornándola en luz  que agoniza inerte y cegada...
.
Sobre los filos de las guadañas el crepúsculo
baila  su danza macabra hiriéndola en el alma
y en las esquinas las tinieblas pierden la calma,
...alguien convirtió su virtud en espectáculo...
.
Nadie, sólo ellas, saben  del llanto de los huidos
de aquellos que ya nunca podrán enriquecer
la luz de los días, ni la quietud que palpitan...
.
Las rosas esculpirán en los pétalos caídos
las sombras de aquellos que jamás han de volver
a recorrer esas calles que sus nombres gritan...
.
 
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados

AVE MARÍA...



Elevo al cielo mis manos de espartana
buscando el amo del tiempo malicioso
…hijo bastardo de un dios ingrato
que esconde tras los altares su casta…
.
Miro desde mi balcón la calle.
Angosta sube, no me atrevo a fundir
mis pasos en ese agrio asfalto,
…se cierne la soledad sobre mis parpados…
.
Cuento las aves que anidan
y los nidos dónde las hojas dormitan
en estas horas malditas
de una primavera retozona y olvidadiza…
.
Crespones de cuerpo presente
presente que se petrifica en la brisa
cuando aparece la muerte
y rectifica a la vida con una tonta sonrisa…

¡Lastima de vestiduras inertes!
Locura de unas sábanas que ya conocen
la locura de tus sienes
que torna mis deseos en rehenes…
.
Adornan las ventanas rosas de bronce
en esta tarde doliente
dónde nada es suficiente,
dónde como fruta madura
la huída conjuga  el desorden…
.
Recuérdame  en la noche que te rece
una plegaria maldita, un Ave María urgente
con el bocado del pecado aún entre los dientes…
.
 
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados 
Imagen: Galatea Santos ® /Santuario de la Virgen de la Cabeza (Cabra)
Una tarde una amiga hizo esto con algunas de mis fotografías...
Hoy me he vuelto a encontrar con este vídeo y me parece increible que las imágenes sean mías y hayan quedado así de bien.
Gracias Maribel.

video

ALLÍ...


Allí dónde rompen todas las olas,
allí dónde abren sus alas al viento
mi alma, mi memoria y mi pensamiento,
allí anudaré en silencio y a solas
nuestros pasos a la luz de las farolas,
mi quimera falta de fundamento
y a ti dibujando un presentimiento
como el mar dibuja en las caracolas
caricias a cuenta de su tormento…
Vaciaré mis bolsillos de añoranzas
de todo este tiempo de lejanía,
 de horas que en mis manos vacías de ti
claman entre estertores, esperanzas.
A ser posible libres de la ironía
de sentir tu piel, sin estar en mí…
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados 
Imagen: Galatea Santos ® /Mar Cantábrico (Luanco)/Sep 2015

ROSAS BLANCAS...



Miró hacia su balcón
y vio su jazmín florecido
a pesar de andar su ramas
un poco abandonadas
y olvidadas de sí mismo…
.
No quiso ser flor en  primavera
ni rama  noble bien lucida
sólo resto de otro tiempo
que no se atrevía a ser rastrojo
muerto en vida y sin latido…
.
Quiso la sombra y el estío
darle de nuevo vida
al verde de su sangre,
y a aquella su raíz
que fue en otros tiempos
raíz viva y sin medida …

Quiso vestirle de blanco
inmaculado y bien planchado.
Y a sus venas  de antaño
de un agrio atronando,
hacerlas cuerdas de guitarra
de un gitano enamorado…
.
Dejar de ser al fin
 rastrojo que intuía
el fin de sus días de abandono.
Que la muerte siempre atenta
acecha en las esquinas
escondida y guadaña en mano...
.
Y hoy de pronto vio ese dulzor
que da cuando el amor  visita...
Y es que el jazmín presintió
del brillo de sus pupilas...
.
¿Qué será lo que tienes niña?
¿Quién te vistió de alegría?
¿Quién te aleja de la tristeza?
¿Quién será que ya no eres mía?
.
“¡Ay jazmín de mis inviernos,
de mis primaveras lejanas,
de mis lágrimas contenidas,
si tu supieras que traigo para ti
rosas blancas de porcelana
entre mis manos dormidas,
que nunca será yo la que abandone
a quién encendió de nuevo la vida
en aquellas tardes de tormentas.
…De tormentas que eran mías
y no de ese cielo al que corresponden
y que nos mira en su lejanía!…
.
Como lejano es aquello
que en mi regazo dormita,
a la espera de otra primavera
más cálida, menos indómita”…
.
 Elizabetta Puig® / Derechos Reservados 
Imagen: Galatea Santos ® /Cuesta de la Traición (Córdoba)

HAY UNA SOLEDAD EN TI...



Hay una soledad en ti que yo nunca llenaré.

No soy carne de tu carne, ni albor al rayar el día,

no corre tu sangre por mis venas de papel…

.

No dibujo singladuras limpias de légamo

ni avivo destellos cuando el atardecer

llega a desembarcar en las arenas de la noche

vestida siempre de sueños no invitados…

Sólo soy lo que tengo…Nunca lo que pude ser…

.

Hago por hacer, los honores a todos los pétalos

marchitos en tu  honor, sin el brillo ni la gloria

de una Primavera que celebra su suerte

con todo su esplendor…

.

Tengo en estos momentos  poco mas que ofrecer:

una palabra que promete no caer en el olvido,

una mirada que nunca se ha de perder

sí no existe otra mirada que no la venga a ver…

Un recuerdo siempre con su fuego encendido,

un alma que vaga por los caminos mas recónditos,

un deseo escondido en los bolsillos del querer…

.

Concentro mis esfuerzos en tejer  una red

que ha de atrapar los últimos fervores

sin rezos ni penitencias,

sin mandamientos que aprender,

en los altares de los amores efímeros…

.

No se prestan alegrías ni virtudes

no se regalan sueños ni bienes preciados

no suenan cantos en las calles de lo cortés …

.

 Y a pesar de ello, firmemente mantengo

la cabeza alta, la esperanza a salvo

y tu nombre siempre al borde de mis labios…
.
 Elizabetta Puig® / Derechos Reservados 
Imagen: Galatea Santos ® / Rio Guadina /Cerca de Ciudad Real (10 de Noviembre de 2015)

MI QUERIDO LECTOR...



Mi querido lector, dos puntos y medio …T.A.E. a 0 % de interés…

.

Noticia de última hora: llega el frío…

O eso  han susurrado las grullas que esta mañana encontré en mi camino.

Viéndolas volar cualquiera diría que el otoño vale su peso en oro.

Por fin el sur parece más norte. Aunque el norte no tiene parecido con nada que conozca o nombre. También es sabido que estoy poco viajada.

Huelgo decir que por ello mis apreciaciones carecen de valor cuantitativo.

¡Quién sabe lo que guarda el paisaje más allá de si mismo!



Dicen que ya ha nevado en sus cumbres…En el norte, digo.

En el sur sólo ha llovido. Y eso que con desearlo no fue suficiente.

Hizo falta algún rito fuera de lo estrictamente establecido por dioses y mendigos de baja alcurnia dueños y amos de fuegos en los caminos.

Aún así, el gris no es el mismo.
Con suerte, primo hermano del que a usted envuelve año tras año y deja aturdido y fuera del tiempo y del espacio que discurre entre la esperanza y las inclemencias humanas más desmedidas.


Sea como sea, se inicia el largo letargo hacia la Primavera que se antoja lejana…
Muy lejana. De todo. De todos. De mí y mis deseos.

Que aunque soñar  “ej gratis”, (que dice el gran oso cuaternario) siempre al final (o incluso desde el minuto -1) se paga el precio estipulado por tanto atrevimiento.

Bien es sabido que en los últimos estadíos de mis anhelos no cumplidos no me sobra paciencia…Porque gasto toda la que tengo. Incluida las reservas de años y años de búsquedas y esperas, también ello es cierto.

Y ahora que ya encontré por fin lo que andaba buscando sin saber bien qué buscaba ni dónde, no quiero perder más el tiempo…
Que ya sabemos que el tiempo es un ave de paso que no atiende ni a estaciones ni a ritos.
Ni a súplicas. Ni a rezos.Ni a cambalaches de objetos perdidos.



Dicho lo cuál, vuelvo a mi nido.

No vaya a ser que por mor de la tristeza, al volver lo encuentre entre la maleza caído.
Y no tengo otros brazos dónde ahogar el frío.
.

 Elizabetta Puig® / Derechos Reservados 
Imagen: Galatea Santos ® / Valle de Alcudia (Octubre de 2015)








LEJANÍA...


Ayer anduve de nuevo tu tierra
para beberme a tragos largos tu ausencia…
y tus aromas y tus huellas me bailaron
la danza de los olvidados en las cunetas…
Se me hacen las horas páramos infinitos,
soledades bastardas a las que tu nombre grito
sin que me devuelva su eco
un haz de tu sombra o un esbozo de tu sonrisa
que en este tiempo que se desvanece,
plasmo en trazos torpes e imprecisos...
Me falta lo que quizá nunca tuve del todo
y ahora que no estás se me antoja
puente sobre manantial ajeno
que anega otras bocas y sus rosas..
Quiero que vuelva la luz cristalina
a éstas mis manos de labradora
que cava en el barro de su existencia
una tumba  para sus ojos
declarados en rebeldía
por mirarte incluso cuando no estás,
sabiéndote en la certeza de la lejanía…
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos ® / Ría de Aviles (Septiembre-2015)

TORMENTA...

Es la vida una guerra siempre a sangre y fuego.
Es el amor su trinchera dónde nunca pierdo el paso
porque mis pies cuelgan del cielo…
Siempre cuento lo que no callo, y callo aquello
que baila al borde del ala de mi sombrero.
Es el alma una llanura abrazada al filo del horizonte
por no sentirse sola…
Y sobre sus paredes blancas escriben los sueños rotos
reseñas sin el resentimiento de tantas horas abocadas a romperse
en miles de momentos indolentes…
Vuelan, y vuelven a volar, alrededor de mi torre los vencejos.
Cruzan, y vuelven a cruzar, mis ojos con sus alas negras…
Y luego cuando anochece, miro allí a lo lejos…
Y sólo constato que un día mas, entre las ramas, el viento
viene a darme cobijo…Y algún que otro beso…
Corta mi cara, mi piel…!Qué mas da si todo es sólo eso!
Una tormenta que acucia con sus truenos,
…en ella arriesgo todo lo que no tengo…
la lluvia que viene y se calza mis zapatos ya viejos
algún verbo mal conjugado, en presente y en pretérito,
una esperanza que agoniza, unas manos que no acarician,
el registro de tantos fracasos aún latiendo
y ese sentido trágico de que la vida es una guerra perdida
que nos espera entre avenida y avenida,
en la mirada de un perro abandonado a su suerte
en los pasillos que tiemblan, cuando pasea la muerte…

.
Elizabetta Puig® /Derechos Registrados
Ilustración: Galatea Santos®/ Campo de Calatrava (27/10/2015)

NAVEGANTE...


Este océano de silencio que lentamente navego,
que busca mi reflejo si pedir nada a cambio
sabe más de mí que ningún otro espejo...
Se vuelve calmo y sereno expectante
ante mis brazadas a mar abierto...
”Yo no sé nadar”, le advierto.
Y él se guarda muy mucho de abrir sus ventanas al viento…
Calla y no pregunta las respuestas que no tengo,
sólo mece su dulce azul mientras arribo a los brazos
del dormir más profundo y  perfecto…
Y guarda para entonces caracolas llenas de recuerdos...
Y bosques de medusas…guerreras, livianas y mágicas…
Y en tarros de cristal atrapa de la Luna en un boceto…
Y siembra para mí, su horizonte de amapolas
cuando el Sol nos abandona encendido en celos….
Y todo para que no me sienta sola...
Y no sabe ¡Ay mar de mis sombras,
océano de mis silencios… que sola estuve siempre!…
Que sola navego los mares mas bravos y los ríos mas revueltos,
las calles mas anchas y los callejones mas estrechos,
las tormentas mas salvajes y la paz  siempre insuficiente…
Y que sola acabaré mis días de navegante sin bandera
ni estrella  Polar  en el firmamento…
.

Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Ilustración Galatea Santos®/ Amanecer en el Peñón del Cuervo (27/9/2015)

LIBRE....


Volvió a aquel lugar que le negó su vuelo.
Volvió con la mirada de niño y el respirar
en un hálito viejo y enfermo...
No supo quién era...O quizá no quiso saberlo.
Quizá dejó que pasara en su reloj su momento.
Sólo quiso ser libre y dejar constancia
de que aún podía vencer al sueño...
Eran sus manos ramas que se rompieron
apenas llegaba a ellas el fuego,
eran sus lágrimas ríos secos que surgían
de entre el barro apostillado en el recodo del sendero...
Y allí le vi y de nuevo dije algo
que no comprendió con esa mirada
entre el asombro y el miedo,
entre lo desconocido y la rabia…
!Déjame libre, déjame morir que ya es tiempo!
Y amarrado a la vida lo encontré.
Y yo me fui a mis caminos y mis rezos.
Con la esperanza de que al volver

su alma, haya izado por fin el vuelo...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Corral de Calatrava (28/10/2015)

GALERNAS...


En las hojas secas  se escapa el tiempo
se han perdido en mis manos de troyana
las horas y los días que contemplo
desde esta atalaya fría y lejana...
.
Continuo la senda de los maestros
que me enseñaron cuándo he de guardar
bajo las cúpulas de mis ancestros
el azul impenetrable del mar...
.
Y allí es dónde grito tu nombre al viento,
allí dónde no he de volver jamás.
Y las galernas imponen silencio:
!Callad para siempre!.!Siempre callad!
.
Saben que es mi paso caminar lento,
que las tempestades están de más,
que sola me condeno y me sentencio
sucumbiendo, contra su voluntad.
.
Elizabetta Puig® Derechos Reservados
Ilustración Galatea Santos® / Candás (15/10/2015)

MECE...

Un poco así,
abandonada a mi suerte...
¿O regalada al fin?
Si. La idea era perderme.
.
Sopla poniente y yo sé
que existe una tempestad,
que de este rictus,
quiere algún dios que se alimente.
.
Casas blancas y tejares verdes.
Murieron este mayo las amapolas
lejos de mis fuentes…
Otrora fecundas madres,
hoy de su pecho manan
sed y muerte…
.
Siguen las cigüeñas
saqueando las simientes
de los campos ya maduros
y las eras candentes,
bajo un cielo nada promete…
.
Caminos que indiferentes
vestidos de asfalto silente
gritan cuando los pasos
se vuelven hirientes…
.
Mece y mece...
Baila mi mala suerte...
Y yo callo en la distancia media
mientras en la corta,
el olvido vence...
.
Elizabetta Puig®
Derechos Reservados
Ilustración: Galatea Santos® /  Cabo de Peñas  (14/10/2015)


TACTO...


Con el mismo tacto
 y el mismo silencio
de un siempre permanente
yo te pienso…
Nunca es de repente,
nunca juego con mi suerte…
En la distancia
en las ausencias
en cuánto  doy
y en cuánto tengo…
Entras y sales
de mi cabeza
abriendo puertas
cerrando estancias
que sólo tú y yo
conocemos…
Le pongo alas
a mis palabras
y en ellas me mezo
para llegar a ti
casi como
 un soplo imperceptible
de viento…
Dilatada en el tiempo,
alumbrada al alba
por los días efímeros
que entre mis dedos
desaparecen,
que no regalan
ni siquiera por descuido
 un presente afortunado
o un mañana arrepentido…
Hay ranuras
hay recovecos
que no comprendes,
y yo ejerzo
cuál bailarina
que de puntillas
mide sus gestos…
No sé cuando
ni tampoco
tengo prisa
por conocer
sí tú también
piensas y escudriñas
más allá
de tus pupilas
siempre clavadas
y fijas
en otras miras…
Y aún con todo
detengo mi movimiento
y acaricio mi secreto…
.
Siempre aguardo
a que tú
me pienses primero…
.
Elizabetta Puig®
Derechos Reservados
Ilustración: Galatea Santos® /  Río Nalon-Pola de Laviana (14/10/2015)

.