TENTACIÓN...


Nadie se ha percatado
desde el fluir de las fuentes
y los lechos de los espejismos...
O quizá todos callan
guardando para sí mismos
el silencio fiero y desteñido,
de disparo franco...
Ni uno solo de los suspiros
han vendido a buen precio
los amores que fenecieron
entre pliegue y pliegue
de las prisas y las lejanías...
Ni siquiera entre ellos hallo
las razones de tanta melancolía.
Al fin y al cabo no lastima
aquello que se busca
con afán en el día a día
obviando el atardecer
en el que las jornadas se suicidan.
Cierran las puertas principales
que guardan la pobreza
de las palabras silenciadas.
Mientras macera el olvido
lo que pudo ser tentación
y jamás lo ha sido...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / TORRES DE MADRID DESDE GUADALAJARA

...!Que es mi barco mi tesoro y mi dios la libertad!...



SIN PUDOR...


Entre los que no suben al norte
ni los que bajan al sur
anda mi corazón de trote en trote
pidiendo a todas horas perdón...
Se lleva el viento lo que siento.
Y no lo vuelve tormenta sin ton ni son 
de gaitas y tambor
si no que lo mece suavemente
por entre las calles de paredes blancas
depositándolo en los balcones
vestidos de rojo pasión...
Se alzan los amaneceres
rezando oraciones en los huertos
vestidos de niebla y dolor
porque no les alcanza la voz
de las luminarias de Dios .
Voy y vengo sin fronteras,
sin pasos con barreras,
sin estación de penitencia,
sin billete de última hora,
sin que nadie me pida cuentas
ni tampoco las pida yo.
Entre dos mundos navego,
entre dos mares callejeo,
y por los caminos me pierdo
por no querer encontrarme
con mi propia sombra
vengando al dolor...
Que nunca fue fácil
mirarse cara a cara al espejo
desnuda y sin rencor,
y guardar el secreto
del porqué hilo y deshilo al destino
sin ningún pudor...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / CABO VIDIO (ASTURIAS)

FELINA...


Me he hecho a la nada,
al soporte del hueco absoluto
bajo esta oquedad insana 
que llega e inunda de niebla
la noche con su aparatosidad.
Quedaron las entrañas
tras los muros de hormigón y asfalto
apresadas en sus propias tinieblas
de existir agrio..
Luego, cuando todo se silencie y mi luz
por fin encuentre la salida por tu calle,
no miraré atrás, a las sombras 
de este fraude.
Ni siquiera para dar rienda suelta
a lo que en justicia te corresponde...
Guardado quedará para quién
a bien tenga rezarte
una plegaria interminable...
Felina y silenciosa,
yo me perderé arriesgando todo
por entre utopías. 
que nadie conoce...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / LAS CALDAS-OVIEDO (ASTURIAS)

MI QUERIDO LECTOR...


Mi querido lector, dos puntos…
-
Haría mías sus palabras
y las convertiría en lluvia que del cielo mana,
por aquello de la tormenta
que nuestro tormento empapa
por lo de la inmensidad del amanecer
sin que nadie ni nada
venga a vernos ...
Ni a abrir nuestras las ventanas…
Gritaría igualmente
en el viento que pasó ya por su casa,
recogiendo cuál eco libre de trampas
la inmensidad de su soledad,
la negrura de su alma.
Pero le dejo libre y desnudo…
Por si vuelve a verle pasar.
Que no vaya vestido con mis palabras…
Ni mis silencios, que tanto guardan.
Que no sienta que mi sombra acucia a la suya
aunque en ocasiones,
paisaje compartan.
Pasarán las tormentas, pasaran….
Y ninguna de ellas haré mía.
Desde entonces,
desde aquella noche con su amanecer
hueco de esperanza,
sé bien que son sólo suyas.
Lo demás es tronar por tronar.
Sólo queda el frío
de este invierno canalla.
Y en él voy y vengo,
y entre auroras malvas y escarchas blancas
escucho algún trueno que de lejos brama.
.

Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / SOBRESCOBIO (ASTURIAS)

TINIEBLAS...


Pueden caer hoy del cielo a mis manos
los versos que ávidos nunca nos dimos,
las palabras sobre las que vivimos
manteniendo a los caprichos lejanos...
.
Aquí estoy subsistiendo a los humanos
esperando lo que no nos decimos
con la piel que vivimos y vestimos
desprendiéndose de tiempos insanos...
.
Aquí estoy, con la loca Primavera
como única cómplice de vigilia
mientras voy y vuelvo de entre sus nieblas...
.
¿Sabrá tu averno que es mi compañera?
¿Sabrá que su resurrección me auxilia?
¿Sabrá que me salva de tus  tinieblas?
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / SAN PEDRO DE NORA (ASTURIAS)

DE TU PORTAL AL MÍO...


Tengo un remanso de paz
allí dónde ando de lucha en lucha
cantando lo que callo
y callando parte de lo que digo.
Palabras que nunca van
y siempre vuelven a mis bolsillos
entre juegos de supervivencia y vértigo
entre contienda y contienda
entre castigo y castigo...
Puntos y comas a parte,
todo resuelvo abriendo líneas de combate
desde tu portal al mío
dejando por las aceras sucias
rastro del viento con el que me abrigo.
No respondo por él, por el sabor del olvido
que le lleva a buscar refugio
entre mis pasos perdidos
de tu portal, al mío.
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / OVIEDO

APROVECHANDO...

Aprovechando que no estás
abro la ventana e invito al mar
a contarme qué le hace ser
las manos del cielo en mis papeles,
los labios del viento en mi piel...
Sabe bien que no estoy hecha 
de encaje de espuma de olas
ni de la sinfonía que las caracolas
cantan al oído de los olvidados
en las costas de la indiferencia...
Le miro en silencio. Y nos reconocemos
como si fuéramos compañeros de viaje,
compañeros de tormenta y aguacero.
Como si la misma naturaleza nos habitara
desde aquellos tiempos
en los que tú me hablabas de él
como un viejo amigo nunca a perder...
Más cualquier día, cualquier mala hora
cerraré de nuevo mis ventanales,
y no hallará dónde albergar
las lágrimas que dejaste en su portal,
en su buzón de orilla y ponto
en sus manos de mar en llanto,
de mar en tempestad a corazón abierto
y alma siempre a tu espera.
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / La Providencia (Gijón)

DECIR...


Decir "te quiero" es decir tu nombre.
Caer al vacío y gritarlo a un viento seco
libre de humedad en exceso...
Es aseverar el fracaso
desde el mismísimo núcleo del infierno.
Es andar a ciegas y de puntillas
sobre el filo del cristal de tus ojos...
Decir y callar. Todo al mismo tiempo.
Entregarse a la muerte con los brazos abiertos.
Decir tu nombre, es jugarse la vida
que no tenemos a cara o cruz,
a todo o nada de ahora en adelante,
a quizá pudo ser, pero no prendió
en las entrañas el fuego del verbo...
Seguir a la tormenta,
creyendo que ella nos esperará
para fundirnos rayo a rayo
entre besos de lino blanco...
Y vivir en la ignorancia
de quién sabe todo,
callando en cada página virgen
de esbozo y tinta...
Decir tu nombre.
Invistiéndome de mortal condenada
a vagar eternamente
entre los soles del averno
y las luminarias de las noches del estío.
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Cimadevilla (Gijón)

MADRUGADA...


A ti que nada cuentas por medir la distancia
te recuerdo hoy prendiendo la hoguera del misterio
en cada vocablo que entregas al magisterio
de abrir miles de abismos  sin rezo ni prestancia...
.
Nunca entendí tanto infortunio, tanta jactancia
de ese vivir tuyo de insondable cautiverio
que te tiene prisionero a merced de su imperio
sin remisión y ahogándote en su vil fragancia...
.
Así pasan las horas lentas y poderosas
sabiéndose dueñas de todas las estaciones
porque en naufragios y ruinas,obvian la parada...
.
Por ello deposito furtiva algunas rosas.
Hijas que el crepúsculo abandona en mis balcones
para vestir el tuyo con luz de madrugada...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Nao Victoria (Muelle -1 de Málaga)